• Jacqueline Lapidus

Intenta controlar tu necesidad de control

Muchos sufrimos debido a la necesidad de control. No importa cuán imposible sea encontrar la respuesta perfecta la necesidad de seguridad absoluta no nos permite vencernos.


¿Quién no quisiera acaso controlarlo todo en la vida, aunque sea por un rato? ¿Quién no quisiera saber cuál es la mejor decisión, cómo será nuestro futuro y cómo afrontar el presente?


Dicen los ansiosos: - “maldita incertidumbre”, “me resisto a vivir sin saber lo que pasará mañana”, “debo tomar la mejor decisión”, “¿qué debo hacer?”.¿Pues acaso alguien sabe la respuesta?


El ansioso puede pasarse la vida entera intentando controlar lo incontrolable, resolver un problema que aun no existe o que no tiene solución. El ansioso insiste en buscar soluciones mágicas a problemas humanos existenciales que no tienen aun respuesta: ¿cuando y cómo moriré?, ¿quién nos acompañará a lo largo de nuestras vidas?, ¿alcanzaremos nuestros objetivos?. Hay preguntas que no tienen respuesta, es imposible controlar lo que vendrá.

Ese es el gran problema del miedo: ¿cómo lidiar con la incertidumbre? ¿Cómo ser felices aun sin garantías? ¿cómo será nuestro futuro?


¿Cuál es el objetivo de buscar incansablemente alternativas a una pregunta que no tiene respuesta, a un problema que no tiene solución? Buscar certidumbres puede mantenernos atados a la duda compulsiva, al pensamiento repetitivo e improductivo. Estas dudas obsesivas carecen de utilidad y nos sumerge en un gasto de energía sin sentido. ¿Por qué dedicar tanto tiempo de nuestras vidas a dejar de vivirla?


No controlamos el futuro, sino tan sólo una pequeña porción del presente,

No controlamos a los otros, pero si podemos controlarnos a nosotros mismos,

No tenemos respuestas certeras, pero si probabilidades que nos ayuden a tomar decisiones.

No sabemos lo que el futuro nos deparará, pero podemos conectarnos con aquí y ahora.

Nadie sabe lo que sucederá, todos lidiamos con las probabilidades, la inseguridad y la falta de control. Mientras afrontamos la incertidumbre intentamos vivir, disfrutar, sonreír y conectarnos con el presente aun sin saber lo que el día de mañana nos deparará.


¿Cómo afrontan la vida sin saber lo que vendrá?

Acepta las probabilidades y registra las improbabilidades.

No caigas en la tentación de buscar soluciones perfectas a problemas complejos.

No hay solución a todos los problemas, ni respuesta a todas las preguntas.

No podemos controlar nuestro alrededor.

No le des vueltas en circulo a los pensamientos superficiales y superficiales.

No importa cuanto control quieras ejercer una mente ansiosa siempre pide más; no quieres más control sino el control y poder absoluto. La ansiedad no se conforma con saber las bajas probabilidades que un evento negativo tiene de sucederse. Si las probabilidades son del 0.0005% la ansiedad sigue exigiéndote que llegues al 0%. La ansiedad te demanda certezas imposibles de alcanzar.

¿Es que acaso la ansiedad no puede ver el otro 99%?

Para el ansioso el 99% de probabilidades positivas no es suficiente, aun queda el 0,005% que no se puede controlar. Para la ansiedad el 99% de seguridad es una tragedia asegurada ¿Acaso eso es racional? ¿qué estamos esperando controlar?

Debemos cambiar nuestra forma de pensar.


Jacqueline Lapidus

Life Coach

Psicóloga. Argentina.

Primera Entrevista de Orientación via webcam.


64 views
Contact
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon

Nombre *

Email *

Asunto

Mensaje

© 2019 by Jacqueline Lapidus | Enamórate de tu vida